Ejercicio 1.

Al igual que hemos hecho con los grupos de cuatro golpes, lo primero que debemos hacer es acostumbrarnos a contar.

Daremos todos los golpes arriba, flojos, equidistantes y alternando manos (como ya hemos hecho antes). Contaremos en voz alta “1, 2, 3” comenzando a contar cuando la mano derecha ejecuta el primer golpe del primer grupo. Ya que tres es un número impar, veremos que cada grupo de tres golpes comienza con una mano distinta, alternándose las dos manos en la ejecución del primer golpe de los sucesivos grupos de tres golpes. El “1” será de derecha, el “2” de izquierda, el “3” de derecha, el siguiente “1” se ejecutará con la izquierda, el “2” con la derecha y el “3” con la izquierda.

Ejercicio 1.

Antes de comenzar a trabajar los acentos y el cambio entre golpes agudos y graves, debemos acostumbrarnos a contar los cuatro golpes por tiempo.

 

Ritmo 16.

Antes de estudiar este ritmo es aconsejable repasar el Ritmo 12, ya que sólo variaremos el principio dando dos acentos graves de derecha en el primer grupo de cuatro golpes (o primer grupo de semicorcheas).

Hay que llevar cuidado con la combinación de golpes que se le presenta a la mano derecha en la parte central del ejercicio, ya que ha de dar un acento grave, un golpe débil agudo, un acento grave y un acento agudo. Debemos prestar mucha atención al golpe débil, ya que la inercia de la mano hará que, si nos descuidamos, lo demos acentuado.

Con este ejercicio terminamos la sección de Ritmos de Batería.

Ritmo 15.

            Para hacer este ritmo repasaremos el ritmo 11, y lo único que variará es que en el primer grupo de cuatro golpes (semicorcheas), en vez de un acento grave, habrá dos acentos graves de la mano derecha.

Debemos llevar especial cuidado con la combinación de golpes que se le presenta a la mano derecha en la parte central del ejercicio, ya que ha de dar un acento grave, un golpe débil agudo, un acento grave y un acento agudo. De esta secuencia debemos cuidar el golpe débil, ya que la inercia de la mano hará que, si nos descuidamos, lo demos acentuado. 

Ritmo 14.

Este ritmo es exactamente igual que el anterior pero dando un golpe acentuado grave con la derecha al final del ejercicio, tras el último acento arriba.

Si repetimos varias veces el ejercicio, a ese último acento grave le seguirán los dos primeros acentos del principio del ritmo. Una vez que hagamos el último grave del ejercicio debemos dejar la derecha abajo para golpear los dos primeros (serán tres graves de derecha consecutivos).

Ritmo 13.

            Este ritmo surge de hacer dos veces el ritmo 2, pero en el segundo patrón suprimir el primer acento grave por un golpe débil (arriba) y sólo acentuar el segundo grave de los dos que correspondería.

De esta manera, a nivel sonoro, dejamos un pequeño hueco a mitad del ritmo.  

Ritmo 12.

            Partiendo del ritmo anterior, daremos con la derecha un golpe abajo al final del ejercicio que servirá de unión entre este patrón rítmico y el siguiente (sea el mismo u otro).

Igual que en el ejercicio anterior, hay que llevar especial cuidado con la combinación de golpes que se le presenta a la mano derecha en la parte central del ejercicio, pues ha de dar un acento grave, un golpe débil agudo, un acento grave y un acento agudo. De esta secuencia debemos llevar mucho cuidado con el golpe débil, ya que la inercia de la mano hará que, si nos descuidamos, lo demos acentuado. 

Ritmo 11.

Es muy similar al ritmo anterior, pero tras dar el primer acento agudo, la derecha acentuará en el grave. El resto del ejercicio es exactamente igual.

Hay que llevar especial cuidado con la combinación de golpes que se le presenta a la mano derecha en la parte central del ejercicio, ya que ha de dar un acento grave, un golpe débil agudo, un acento grave y un acento agudo. De esta secuencia debemos atender el golpe débil, ya que la inercia de la mano hará que, si nos descuidamos, lo demos acentuado. 

Ritmo 10.

Podemos partir de la idea de hacer seguidos los ritmos 1 y 2, y del 2 sólo dar el segundo grave (el primero lo sustituiremos por un golpe débil agudo).

Ritmo 9.

            Partiendo del ritmo anterior, en éste sólo tenemos que dar con la mano derecha un golpe grave al final, después del último acento agudo que da la derecha. Realmente es como si repitiéramos dos veces la primera mitad del ejercicio.

La secuencia de la mano derecha será: dos acentos graves, uno agudo, tres graves, un agudo y un grave (que cuando hagamos el ejercicio repetido, ese último grave se juntará con los dos del principio quedando tres graves y uno agudo consecutivos). 

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
Instalar